Reformas en Malaga
Presupuesto gratis
CONTACTE CON NOSOTROS

Materiales higiénicos en la construcción de cocinas y baños

Las cocinas y baños son las habitaciones en las que existe un mayor número de bacterias y es muy fácil que estas se acumulen en los rincones más estratégicos para ello ello hay que utilizar materiales higiénicos que garanticen su seguridad. En Reformas Málaga realizamos cambios de materiales en viviendas o cualquier otro espacio como restaurantes, centros sanitarios, baños públicos en perfectas condiciones y libres de bacterias, prestando atención a que los materiales de muebles y demás elementos cumplan las medidas higiénicas correctas correspondientes a su uso y todos sus muebles y elementos que instalamos.

Hay materiales que permiten la afloración de bacterias mucho más fácil que otros. La madera es un material natural que aunque es muy poroso, se ha demostrado que las bacterias pasan a las capas más internas desapareciendo, sin embargo hay que ser cuidadosos con su limpieza ya que la madera exige que la limpiemos con productos más especificos para una mayor duración. Las superficies de acero inóxidable son las más utilizadas para cocina ya que es una superficie muy fácil de limpiar además de antibacteriana. Sea cual sea el material que utilicemos hay que mantener cualquier superficie limpia y desinfectada y para ello buscaremos materiales de calidad para que sean principalmente duraderos a todo tipo de limpiezas y usos.

¿Cuáles son los materiales más higiénicos?

  • El acero inoxidable es de los más utilizados no solo para utensilios de cocina y cubiertos, sino también para superficies de cocina. Al tratarse de una superficie lisa sin porosidades, permite una limpieza mucho más fácil sin que las bacterias se queden incrustadas. Sus mayores ventajas son la resistencia a la corrosión, una fácil limpieza y desinfección, su resistencia a detergentes y desinfectantes que se utilizan habitualmente y su resistencia a variaciones térmicas.
  • Aluminio: el aluminio es otro de los materiales más utilizados, pero tiene una menor resistencia comparado con el acero inoxidable. No resiste tan bien a las altas temperaturas y se desgasta con mayor facilidad, sin embargo, es resistente a la corrosión y conduce bien la temperatura. Se utiliza mucho para recipientes y depósitos en los que tengamos que guardar algún alimento.
  • Polímeros: en general se tratan de materiales muy económicos y fáciles de conseguir, se pueden utilizar para una gran variedad de situaciones, resisten muy bien a los químicos de limpieza y también son resistentes al desgaste, tienen una baja conductividad térmica.
  • Polímeros termoplasticos: como por ejemplo el polietileno, el polipropileno, poliamidas o el polietano tereftalato (PET). Son muy resistentes a los ácidos y a los productos de limpieza, también soportan las variaciones de temperatura. Los encontramos en las tablas de corte, las mesas de trabajo, utensilios y contenedores.
  • Polimeros termoestables: aquí nos encontramos el poliester, poliuretano, siliconas y cauchos. A pesar de ser poco resistentes a los ácidos, tienen una gran resistencia a los productos de limpieza y se pueden aplicar intervalos de temperatura más elevados en su uso. Se utiliza principalmente en moldes, juntas o tuberías.

Otros materiales que podemos utilizar en cualquier habitación donde se necesite primar de la higiene son el vidrio, la cerámica o los elastomeros.

Para ello, para que un material sea higiénico debe de cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser resistentes a la corrosión: ya que se van a someter a la humedad y aun continuo mantenimiento y lavado de la superficie.
  • No ser tóxicos: sobre todo cuando se trata de un material que va a estar en contacto con alimentos.
  • También deben ser resistentes a productos desinfectantes ya que, para mantener una correcta higiene de estas superficies a pesar de ser antibacterianas, se necesitará una limpieza habitual.
  • No contribuir a la proliferación de microorganismos: si son materiales en los que no se desarrollan las bacterias con facilidad serán mucho más seguros.
  • No ser absorbentes o porosos: esto puede hacer que el material se desgaste con mucha más facilidad y permanezcan por más tiempo las bacterias.

¿Qué materiales debemos evitar?

  • Materiales tóxicos como el plomo, el cobre, el cadmio o el antimonio.
  • Madera porque es absorbente
  • Acero galvanizado porque se deteriora muy fácilmente.

Estos son algunos consejos y materiales que puedes utilizar en baños y cocinas y espacios en los que se requiere una higiene controlada como en hospitales y centros sanitarios.

Contrata a Reformas Málaga para realizar obras con los mejores materiales en cuestión de higiene en tu hogar o cualquier espacio. Te ayudamos a seleccionar el material más adecuado para cada habitación y su uso.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE